martes, 14 de octubre de 2008

Ni un día sin línea 2

No escribo todos los días porque se me pierde el blog por ahí. Por otra parte, como es imposible acceder a él sin saber mi clave, parece que se trata de un diario íntimo.

Relato nocturno

Ayer, en el fastuoso silencio mental de la duermevela, se me ocurrió un relato protagonizado por un hombre judío, muy joven, casi un niño, que tiene que decidir si acusará o no a su esposa casi niña de adulterio.

¿Por qué me vino esa idea a la mente? por un relato que leí mientras me quedaba dormida, que se sesgó y derivó...


"Dicen que nada se crea/ no te importe, con el barro/ de la tierra haz una copa/ para que beba tu hermano" (Machado)

jueves, 9 de octubre de 2008

Ni un día sin línea

"Por encima de las gafas y en sus enrojecidas mejillas brilló un asomo de sonrisa"

martes, 7 de octubre de 2008

De cara al verano

Un viejo jefe de obra, cuando llegábamos a estas fechas, decía siempre muy convencido : "Ahora que ya vamos de cara al verano ..."



Pues bien, ahora que ya vamos de cara al verano he decidido volver a escribir un blog y saltarme de un plumazo, o mejor de un tecladazo, todo "el martirio de enero", con sus marejadillas y marejadas.



Kim de la India duerme a mis pies, la albahaca se yergue como un candelabro verde y algo desmochado ( le voy quitando las hojas de la base para zampármelas con tomate), mi madre lee a Sabatini en una butaca y yo abandono mi novela china para darme una vuelta por aquí y por mi adorado Google Earth, para acercarme por los aires cibernéticos hasta tu casa y sobrevolarla, así vivas en Vladivostok o en las Islas Friedman.



Me duele la garganta sólo de pensar en el frío que pude coger ayer en la Antártida, cuando dejé Cabo de Hornos a mi derecha y continué descendiendo hasta el fuego blanco. En fin.

El cabo de Finisterre tiene perfil de ballena

Este encuentro fue junto a un órgano

Este encuentro fue junto a un órgano
En La Coruña